¡Vámonos de compras!

¡Vámonos de compras!

La Fase 2 permite abrir al público todos los comercios y servicios profesionales así que ¿por qué no aprovecharla? Lo único que comerciantes y clientes hemos de hacer es aplicar las precauciones y medidas que explicamos en este artículo.

Para que nadie se pierda hasta el más mínimo detalle, aquí dejamos el enlace al BOE. Puede parecer algo complicado pero, como ya explicamos al hablar de bares y restaurantes, resulta más sencillo si actuamos ordenadamente con arreglo a estos cuatro principios:

  1. Limpieza diaria y continua:

-Ventilación al menos una vez al día del local el tiempo suficiente para que se renueve todo el aire.

-Limpieza y desinfección de las instalaciones al menos dos veces al día: una obligatoriamente al acabar la jornada y otra preferentemente a mediodía, haciendo una pausa para limpieza, mantenimiento y reposición. Se centrará especialmente en las superficies de contacto más frecuentes: pomos de puertas, mostradores, muebles, pasamanos, máquinas dispensadoras, suelos, teléfonos, perchas, carros y cestas, grifos y similares, usando productos virucidas autorizados por el Ministerio de Sanidad o con diluciones de lejía al 50% preparadas cada día. Asimismo, de las zonas privadas de los trabajadores: vestuarios, taquillas, aseos, cocinas y áreas de descanso.

-En los comercios se revisará la higiene de los baños abiertos al público, especialmente sanitarios, grifos y pomos.

-Tras cada limpieza se desecharán de forma segura los materiales y equipos de protección empleados y se procederá al lavado de manos.

  1. Cosas que hay que poner:

-Dispensadores de gel hidroalcohólico o desinfectante como mínimo en la entrada del local y en las inmediaciones de los mercados o puestos de venta ambulante en la vía pública. ¡Y vigilar que no se agoten o se estropeen!

-Indicaciones claras de la distancia de seguridad que han de guardar entre sí los clientes, con marcas en el suelo, balizas, carteles y señales.

-Carteles indicando el aforo máximo de cada local (que debe determinarse teniendo en cuenta a los trabajadores) y sistemas para controlar su recuento y control.

  1. Horarios, distancias y aforos:

-Además del horario del cierre para mantenimiento y limpieza en el transcurso de la jornada, hay que fijar un horario de atención con servicio prioritario para mayores de 65 años.

-Si se desea, se pueden establecer sistemas de recogida en el establecimiento de productos adquiridos por teléfono o internet siempre que sean de forma escalonada para evitar colas y aglomeraciones.

-También se puede establecer un sistema de reparto a domicilio preferente para colectivos determinados.

-El tiempo de permanencia de los clientes en los locales debe ser el estrictamente necesario para hacer sus compras o recibir el servicio demandado.

-La distancia mínima entre clientes ha de ser siempre de dos metros. En los locales en los que no sea posible mantener esa distancia, solo se permitirá el acceso de un único cliente.

-La distancia entre clientes y trabajadores también ha de ser de dos metros (también en el comercio al aire libre) pero con dos excepciones:

  • Puede ser de un metro si entre ellos existen elementos de protección o barrera.
  • En servicios que no permitan el mantenimiento de la distancia mínima como peluquerías, centros de estética o fisioterapia, aunque deberá usarse el equipo de protección adecuado al nivel de riesgo para proteger al trabajador y al cliente.

 

-Limitación del aforo de los locales comerciales al 40% del habitual. Pero ¡atención!: en Aragón está permitido llegar hasta el 50%. En el caso de contar con varias plantas, el número de clientes que haya en cada una de ellas ha de guardar la misma proporción en todo momento.

-Limitar a una persona (y solo alguna más si entre ellas es posible guardar una distancia de 2 metros) el uso de ascensores, priorizando el uso de las escaleras.

-Limitar el acceso a los aseos a una persona cada vez, salvo en los casos de personas que necesiten asistencia, en los que podrá añadirse un acompañante.

  1. Protección de los trabajadores

-Un mismo trabajador no podrá atender simultáneamente a dos clientes a la vez.

-Se fomentará el pago con tarjeta u otros medios que eviten el contacto físico entre dispositivos, evitando el dinero en efectivo. Se limpiará y desinfectará el datáfono y el TPV tras cada uso si el empleado que lo usó no es siempre el mismo.

-Puestos de trabajo compartidos por más de un trabajador: se limpiará y desinfectará después de cada uso, sobre todo el mobiliario y todo aquello que se pueda manipular.

-Lavado y desinfección regular de uniformes o ropa de trabajo que emplee el personal según el procedimiento habitual.

-Se desecharán de forma segura los materiales y equipos de protección usados y se procederá a continuación al lavado de manos.

 

Si necesitas más información o asistencia:

delera@delera.eu / 618 52 92 66 (Pilar Villellas)

No Comments

Post A Comment